googlea0ec062279975bac.html

¿A qué aspiras en tu Correduría de Seguros?

¿Te sientes cansado de ver cómo las tareas administrativas de la correduría se llevan gran parte de tu día?

¿Tienes empleados que se ocupan de siniestros, atención de clientes, contabilidad, pero se niegan a vender seguros ?

¿Tienes sistemas para cada proceso importante de tu empresa o dejas que el día a día dicte lo que hace todo el mundo en tu correduría?

¿Tu relación con tus clientes es proactiva o reactiva?

¿Tienes un plan de marketing y atraes nuevos prospectos a tu correduría de forma consistente?

¿Sabes cual es el ratio de retención de clientes que tienes en la correduría? ¿Y el tiempo medio de permanencia de los clientes en tu empresa? ¿Y el valor medio de cada cliente?

¿Tienes una presencia planificada y efectiva en los medios sociales para generar conversaciones que atraigas nuevos prospectos?

Tienes implementadas campañas de e-mail marketing que te permiten hacer crecer tus ingresos siempre que lo necesites?

¿Qué haces con los datos de los contactos que llamaron a pedir un presupuesto a tu correduría y no contrataron?

Si te planteas estas cuestiones, no estás solo. Somos muchos los corredores de seguros que trabajamos muchísimo pero que no acabamos de ver a nuestras corredurías despegar. Metemos muchas horas, pero no vemos resultados para nuestros esfuerzos.

Y todo empezó hace tiempo, cuando las Aseguradoras empezaron a proporcionarnos tareas administrativas y herramientas web para que pudiésemos cotizar nosotros solitos.... fué poquito a poquito, pero ahora muchos nos sentimos prisioneros de nuestros empleados y clientes...parece que todos necesitan hablar con nosotros y que sin nuestra presencia, el barco se hundiría.

Pero, hay una manera de trabajar menos y de ganar más. No es una solución ni rápida ni mágica, pero es efectiva y lo más importante : funciona.

Lo sé porque yo he implementado una serie de cambios que me permiten gestionar una cartera considerable con poco personal, teniendo a los clientes muy contentos, y ganando en crecimiento de cartera y en calidad de vida. Ahora, puedo marcharme de vacaciones dos o incluso 3 meses y no pasa nada en mi correduría.

Mi gente se ha hecho totalmente responsable de mi negocio - que ahora ven como su negocio y su forma de llevar un buen sueldo a casa- de modo que mis clientes no me necesitan para nada y mi tiempo puedo dedicarlo a tareas de alta rentabilidad en mi negocio.

¿Qué son las tareas de alta rentabilidad en mi negocio? Todas aquellas que me permiten acercarme al momento de facturar y cobrar por mis servicios. Yo sólo me dedico a estas tareas y a buscar oportunidades nuevas de negocio, paso parte de mi tiempo estudiando fórmulas más efectivas de atraer a prospectos a mi canal y otra parte de mi tiempo planificando. El resto del tiempo, controlo que los sistemas que he instaurado sigan funcionando bien, mientras hago de "coach" con mi gente.

El otro día participé en una mesa redonda en Barcelona con otros empresarios.

Cuando empezaron las letanías y las quejas habituales (..."que si la economía todavía no ha mejorado" , "... es que mis empleados no toman decisiones, dependen para todo de mi" ," es que el trato con los clientes me lleva mucho tiempo" , siendo la excusa más constante de todas “ES QUE NO TENGO TIEMPO”.....) hice una sola pregunta : ¿qué cosas concretas tienes que hacer para acercarte a lo que quieres conseguir?

Y lamentablemente, ocurrió lo que ya tengo constatado : Se notaba que no lo tenían claro. Y en muchos casos ni se lo habían planteado.

Si quieres acabar con esta situación, estate atento a mi siguiente post, donde desvelaré algunos de los métodos y sistemas que he adoptado y que me han permitido ganar más, vivir mejor y trabajar menos.

Carmen Ezcurra

Propietaria de Negocios No Convencionales y de Risk & Insurance Services